viernes, 7 de abril de 2017

De la importancia del conocimiento


Un libro imprescindible

8 comentarios:

  1. Sembla molt interessant, aquests dies pensava en això de la fòbia, primer, en llegir uns articles absolutament injustos amb la figura de Felip II i després, ahir, quan va sorgir l'antiamericanisme habitual, en una proposta de manifestació, sembla que tan sols protestem quan pel mig hi ha els 'americans', a l'escola vaig viure el tema sovint amb allò de la pau i dibuixar colomets. Em temo, però, que la mania que molta gent té al prologuista perjudiqui el conjunt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro no tiene desperdicio. Lo más flojo es el prólogo. Comienza analizando las críticas que ha recibido el imperialismo, desde el romano al norteamericano, y tras establecer un esquema crítico que se repite a lo alrgo de la historia, analiza el caso del imperio español.

      Eliminar
    2. Estoy muy de acuerdo: el libro es magnífico y además está escrito con gracia. Es interesante también la distinción que hace entre el imperialismo romano, mongol, español...(integrador de pueblos y culturas muy distintos) y el colonialismo inglés, francés...(interesado exclusivamente en la explotación económica de los territorios). Es curioso pero los mejores libros de historia que he leído últimamente no son de historiadores: Elvira Roca es filóloga; Gregorio Luri es filósofo... y Arcadi Espada, periodista, también escribió un estupendo libro sobre Sanz Briz.

      Eliminar
  2. Como todas las disciplinas, la Historia necesita de la participación de todos para no perderse en el academicismo y la "autorreferencia". Y porque además todo es, de alguna forma, "histórico". De todas formas, los fenómenos históricos tienen un componente económico (en el sentido del sustento del hombre no del tinglado mercantil) creo que innegable y lo que cambia no es este carácter económico (no exclusivo) sino el concepto mismo de economía de cada momento. Quiero decir que el carácter evangelizador e integrador del imperialismo español es a su manera también económico, por cuanto es imprescindible para una economía pre-liberal de tipo clientelar. Igual pasa con el Imperio Romano, es una estructura piramidal construida con criterios de economía de prestigio que no puede ser comparada a un imperio mercantil e industrial contemporáneo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro de María Elvira Roca es interesante, por encima de todo, porque nos plantea las preguntas que no nos atrevemos a dirigirnos a nosotros mismos o, incluso, que se nos ocurre que nos podamos hacer. Parece que nos sentimos moralmente más satisfechos creyendo los estereotipos de lo que España no ha sido que reivindicando lo mejor que hemos llegado a ser. Es esta una patología grave que conviene meditar despacio.

      Eliminar
    2. Sin duda, pero insisto en que a veces es necesario alejarse de la discusión acerca de lo que es conveniente con respecto a nosotros y centrarse en los problemas históricos que por lo general carecen, en cuanto tales, de implicaciones morales. Es decir, escudriñar las estructuras y comprenderlas. Sólo comprenderlas, sin juzgarlas. (Ahí me salió otra vez el espíritu del "profesional").

      Eliminar
  3. Para completar la referencia

    https://www.diocesismalaga.es/pagina-de-inicio/2014047261/la-inquisicion-evito-grandes-barbaridades/

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Narciso demócrata o el esnobismo inverso

Leo en el prefacio del Narciso de Rousseau: "Dans un Etat bien constitué, tous les citoyens sont si bien égaux, que nul ne peut êtr...