jueves, 6 de abril de 2017

Jesús y los gramáticos

En El Subjetivo

5 comentarios:

  1. A propósito de la ley, el Islam y los referentes vitales. Una mujer confesó a Mahoma que había cometido adulterio, quedando en cinta a resultas de aquel hecho. El "Profeta" la mandó a su casa pero con la orden de regresar en cuanto diera a luz.

    Después del parto retornó con su retoño. Mahoma la volvió a mandar a su hogar, pero con una nueva instrucción, cuando se produjera el destete (a los dos años) habría de regresar ante él. La mujer obedeció y transcurrido el tiempo señalado se presentó al Profeta.

    El "profeta" comprobó que el bebé ya era es capaz de comer por sí una miga de pan. Entonces ordenó hacer un agujero en el suelo y meter en él a la mujer, dejando asomar sólo la cabeza. Después mandó lapidarla para que la ley se cumpliera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante puntualización. Lo remito, junto con el articulo de Don Gregorio Luri, a todas las asociaciones que defienden la cristiano-fobia

      José

      Eliminar
  2. Qué bueno su artículo, por Dios, a las puertas de la Semana Santa.

    Muchas gracias Don Gregorio
    José

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo. Europa está llena de ideas de las que nos hemos olvidado que son cristianas, y algunas de ellas nos han apartado de la religión. El racionalismo (el cristianismo ha incorporado la mejor filosofía griega), el libre pensamiento, el debate de ideas, la tolerancia de la discrepancia, son tan cristianas como lo es la duda, el ponernos en lugar del otro (el prójimo), que hoy se dice empatía, las universidades, las catedrales o la mejor pintura y música que hayan oído los hombres.

    ResponderEliminar
  4. Magnífico. Breve y sustantivo. Incluso para un no creyente.

    ResponderEliminar

Dándole los últimos retoques

Saldrá en septiembre: